Secado

  • las piezas deben dejarse secar inmediatamente después del lavado, en lugar bien ventilado, evitando así manchas de humedad.

 

  • Se debe alisar las piezas suavizando las pliegas y formando las copas antes del secado y colgar, por forma a que no se arrugue o pliegue las piezas.

 

  • Es de evitar la exposición directa a la luz solar, qué puede descolorar las piezas.

 

  • Además, no es aconsejable secar en la máquina secadora, ya que las altas temperaturas pueden deformar y dañar la pieza.